Tecnología al servicio de la comunidad universitaria

El desarrollo de las tecnologías es uno de los pilares sobre los que se construirá la Universidad del siglo XXI.

La influencia de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en la sociedad es tal, que han originado una nueva economía, nuevos sistemas de comunicación, nuevas formas de gestión y sobre todo una nueva cultura. En el ámbito universitario se han integrado de tal modo en nuestras vidas que no es posible concebir el quehacer cotidiano en la universidad sin ellas.

Centro de Proceso de Datos de la ULL

A principios de los años 90 la ULL se conectó a Internet con una conexión modesta e irrisoria para los estándares actuales. 9600 baudios era suficiente para intercambiar correos electrónicos y acceder a la escasa información disponible. El avance fue imparable y en poco tiempo fuimos conscientes de que la demanda era muy superior a las capacidades de las que disponíamos, algo que se ha convertido en el paradigma de la evolución de los servicios de informática de las universidades: mayor capacidad, mayor velocidad, más almacenamiento, más aplicaciones, más potencia de cómputo, mejores servicios, más simplicidad, mayor disponibilidad, más fiabilidad, mejor soporte. En los últimos 20 años se han perseguido estos objetivos y en materia TIC, la ULL se encuentra a un nivel equiparable al de cualquier otra universidad.

La ULL cuenta con un Centro de Proceso de Datos de primer nivel en cuanto a capacidad, seguridad y disponibilidad.

Una organización eficiente y moderna demanda nuevos servicios. Las nuevas normativas esgrimen lo electrónico como paradigma de la eficacia y la eficiencia. La ULL no es inmune a estas necesidades y las atiende y articula. Para hacernos una idea del desarrollo tecnológico de la ULL en materia TIC podemos destacar varios hechos relevantes:

  • La ULL cuenta con un Centro de Proceso de Datos (CPD) de primer nivel en cuanto a capacidad, seguridad y disponibilidad.
  • La red de comunicaciones de la ULL se extiende mediante fibra óptica a todas sus dependencias.
  • Disponemos de un entorno de trabajo moderno que posibilita el uso de diferentes aplicaciones de administración universitaria que cubren los ámbitos más relevantes de la gestión.
  • Nuestros sistemas de procesamiento y almacenamiento de información permiten escalar de forma modular la capacidad a las necesidades futuras.
  • La red inalámbrica se extiende por toda la universidad, cubriendo más del 90% de los espacios de uso habitual.
  • La ULL fue pionera en materia de administración electrónica, facilitando el uso de trámites en línea y la gestión de procedimientos de forma sencilla.
  • Disponemos de un catálogo de aplicaciones que se extienden a prácticamente todos los ámbitos de la administración, docencia e investigación.
  • Los mecanismos de ayuda a los/as usuarios/as facilitan su interacción con los técnicos.
Anillo de comunicaciones de la ULL

En aras de mantener su independencia tecnológica y garantizar el acceso a la información publicada digitalmente, la ULL tiene el compromiso de apostar por formatos informáticos abiertos, y promover el uso de herramientas informáticas que así lo hagan, preferentemente aquellas con códigos de fuentes abiertas, favoreciendo de esta manera la libre difusión del conocimiento elaborado en la propia comunidad universitaria.

Las TIC han experimentado un desarrollo exponencial en las últimas décadas, pero no hemos llegado a la meseta que caracterizan a las tecnologías maduras y consolidadas. Uno de los retos a los que se enfrenta la Universidad es el de adecuarse al constante y rápido desarrollo de las TIC. El reto es ingente y a la vez maravilloso y debemos estar preparados o al menos, saber que seremos capaces de adaptarnos a estos cambios continuos y sobre todo creer que el desarrollo de las TIC es, y será la base sobre la que se construirá la Universidad del siglo XXI.