La Universidad en democracia

Tras la restauración de la democracia, la Universidad de La Laguna encaró la compleja tarea de redefinir su papel en el nuevo marco político y sobre todo territorial. En 1989, con la creación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dejó de ser la única universidad de Canarias.

El establecimiento de la nueva universidad supuso la pérdida de aproximadamente un tercio del alumnado. No obstante, en apenas una década la matrícula recuperó los niveles previos a la división y alcanzaba su máximo histórico en 1999 con más de 25.000 estudiantes. En términos generales, el crecimiento exponencial de los setenta dejó paso a lo largo de los ochenta a un incremento sostenido que se estabilizó a mediados de los años noventa. Aún así, se trataba de un crecimiento importante, pues el número de estudiantes de los centros tinerfeños se habría duplicado en apenas quince años.

Los años ochenta y los noventa fueron también años de notable expansión institucional. En 1978 se creaba la nueva Facultad de Bellas Artes. Sin embargo, el motor de la expansión institucional de esas décadas no sería tanto la creación de centros exnovo como la segmentación de las facultades tradicionales. En 1978 desaparecía la histórica Facultad de Ciencias para dejar paso a las Facultades de Química, Biología y Matemáticas. En 1982 la tradicional Facultad de Filosofía y Letras perdió las letras al desgajarse las Facultades de Geografía e Historia y Filología, y se transformó en Filosofía y Ciencias de la Educación. De ella se segregó en 1989 la Facultad de Psicología. Poco después, en 1992, los estudios de Pedagogía se unieron a la Escuela de Magisterio para crear el Centro Superior de Educación, antecedente de la actual Facultad. Filosofía, por su parte, creó su propia facultad. En 1988 los estudios de periodismo, clausurados en 1975, se restablecieron con la creación de la Facultad de Ciencias de la Información.

Finalmente, el desarrollo institucional de la Universidad de La Laguna en las primeras décadas de la restaurada democracia fue acompañado de una notable expansión en términos físicos. A finales de los setenta, la universidad había cruzado la autopista hacia el norte con el edificio de la Facultad de Biología. Se abría así el proceso de conformación del Campus de Anchieta, que prosiguió en los noventa con edificios de Física y Matemáticas. Hacia el sur nacía en 1982 el Campus de Guajara con los edificios de Derecho y Económicas. El Campus se completaría una década después con los edificios de Humanidades, Psicología y Ciencias de la Información.

Evolución institucional de la ULL