La universidad contemporánea (1913-1931)

El establecimiento de una universidad en Canarias fue durante décadas una reivindicación de las fuerzas vivas de las Islas. Esta aspiración secular sólo encontró satisfacción parcial en la creación en 1913 de la Sección Universitaria de Canarias.

“la Sección Universitaria ha venido funcionando sin edificio adecuado, sin titulares, y sin material científico. Y, como no podía menos de ocurrir, a tales causas, tales efectos”.

Escobedo y González-Alberú, J. La Universidad de Canarias. Madrid, 1928

La Sección Universitaria de Canarias no era exactamente una universidad, sino una extensión de la Universidad de Sevilla que permitía que se impartieran en La Laguna algunos cursos, inicialmente primero de Filosofía y Letras y el preparatorio de Derecho. En 1916 se establecieron los dos primeros cursos de esta licenciatura y en 1917 el curso preparatorio de Medicina y Farmacia. El estudiantado de Canarias, por tanto, podía empezar sus estudios universitarios en La Laguna, pero debía trasladarse a la península para continuarlos. Sólo en 1921 se completó la licenciatura de Derecho.

La actividad de la Sección se desarrolló en condiciones muy precarias derivadas fundamentalmente de la inestabilidad del profesorado y de las deficientes instalaciones. El instituto de bachillerato de La Laguna, con su director Adolfo Cabrera Pinto al frente, fue inicialmente el principal sustento de la Sección suministrando tanto el profesorado como los locales de manera gratuita.

Adolfo Cabrera Pinto. Director del Instituto de Canarias de La Laguna, 1900-1925 (Archivo Gaviño de Franchy Editores)

Los catedráticos que obtenían plaza en La Laguna eran auténticas aves de paso, pues solicitaban retornar a la península en cuanto podían o, preferentemente, nunca llegaban a incorporarse a su destino lagunero en virtud de licencias, permisos, permutas y otros procedimientos administrativos.

La precariedad de los locales fue también una constante. La Sección se instaló inicialmente en el mismo instituto y en 1916 se trasladó al antiguo colegio de los jesuitas de la calle San Agustín, residencia del director del instituto, quien renunció a su derecho.

José Escobedo y González-Alberú

Finalmente, en septiembre de 1927 se creaba la Universidad de La Laguna como cabeza del nuevo distrito universitario de Canarias. Comúnmente se ha interpretado esta creación como una compensación por la división provincial. No obstante, ya una Real Orden de 1913 preveía la creación de la Universidad de San Fernando cuando se completase la licenciatura de Derecho… y hubiera dinero para ello. Por otro lado, la creación de la Universidad de Murcia en 1915 a partir de una sección ampliaba el mapa universitario heredado del siglo XIX y marcaba la ruta que parecía probable que acabara transitando La Laguna.

“Hablaba de nuestra Facultad y decía que, triste, vacía, sin apenas profesores que en ella expliquen, instalada en viejo caserón y carente de todo elemento de trabajo, como laboratorios y biblioteca, la Facultad, de persistir el estado actual, será únicamente una ridícula y perniciosa caricatura de la que nosotros llevamos en la mente y el corazón”.

Cerezo Giménez, J. Discurso leído en la solemne apertura del curso académico de 1929 a 1930. La Laguna, 1929.

La Universidad de La Laguna, que iniciaba en 1927 su singladura como una universidad independiente, estaba compuesta por la ya existente Facultad de Derecho y una Facultad de Ciencias de nueva creación. Su primer Rector fue el catedrático de Derecho José Escobedo y González-Alberú.